La luz puede llegar a relajar y tranquilizar. Podemos ajustar la luz en los espacios de trabajo para estimular a las personas o ayudar a que se concentren cuando así lo requiera su actividad. La luz también puede atenuar o puede calmar situaciones de estrés, propiciando un mejor desempeño en las actividades.

El bienestar de las personas puede ser adicionalmente motivado a través de temperaturas de color y la mezcla de la luz natural con la artificial.





Luz indicada para el momento indicado

Podemos utilizar el mismo espacio para realizar acciones muy distintas. La luz puede transformar un espacio adaptándolo fácilmente a todo tipo de necesidades. Esto puede ayudar a mejorar el rendimiento laboral, creando el ambiente óptimo. Facilitando la concentración, relajación o la comunicación mediante la elección correcta de la luminaria, pudiendo así disfrutar de los beneficios de una iluminación flexible y dinámica.


  • Colaboración y aprendizaje

    momento_01

    Escena de luz vibrante con optimización de brillo en los actos para dar energía.

  • Trabajo de concentración

    momento_02

    La luz es finalmente una combinación de colores y brillos, diseñada para ayudarte a concentrarte y permanecer alerta.

  • Eventos y socialización

    momento_03

    Una atmósfera social que ayude mediante la programación de dispositivos de luz a baja intensidad con tonos cálidos. Se añade color a la luz transformando y cambiando el espacio completamente para influir en nuestro estado de ánimo.



Casos de éxito relacionados



Productos relacionados